Realizar una evaluación financiera de proveedores es de vital importancia para cualquier empresa. De otro modo sus problemas de caja podrían convertirse en los tuyos. De hecho, un informe de RiskMethods señala que el riesgo financiero de los proveedores representó casi el 48% de todos los eventos de riesgo comercial en 2020.

Muchas empresas verifican el crédito de los proveedores, lo cual no siempre es suficiente. Desafortunadamente, se pierde mucha información crítica en una verificación de crédito única que podría significar un gran problema a largo plazo.

Aquí hay 5 razones por las que es esencial llevar a cabo un monitoreo comercial y financiero global,  en tiempo real y continuo para toda su cadena de suministro. Es decir, una evaluación financiera de proveedores integral y acorde a las nuevas exigencias de una sociedad cada vez más demandante. 

 

Aumentar la confianza empresarial

Si un proveedor crítico para tus operaciones no cumple con su contrato, puede provocar una costosa interrupción de la cadena de suministro. En el mismo informe mencionado anteriormente, se señala que el 60% de las organizaciones dijo que estas interrupciones provocaron que su rendimiento financiero cayera al menos un 3%.

Sólo tomando la iniciativa, es decir, medidas proactivas, este riesgo se puede controlar. Al realizar una evaluación financiera de proveedores que liciten contigo (y monitorear continuamente cualquier cambio en su salud financiera), podrás asegurarte de que tus recursos son estables y que tus actividades son responsables. Esto, en última instancia, aportará un valor diferenciador para tu organización. 

 

Pagos no confiables

Cuando los proveedores no cumplen con los plazos de pago dentro de su propia empresa y con sus acreedores, podrían estar poniendo en riesgo el trabajo que hacen para la tuya. Por ejemplo, sus acreedores podrían embargar los bienes que tú has pagado.

Generalmente, los proveedores inestables al momento de pagar sus deudas, no pueden cumplir sus promesas debido a una variedad de problemas financieros, como:

– Bancarrota

– Historial de pagos atrasados

– Procedimientos legales

Si bien una verificación de crédito puede entregar información clave sobre estos riesgos, este tipo de evaluaciones tienen un alcance limitado. La calificación crediticia tradicional es específica en cada país, lo que significa que las calificaciones no detectan las calificaciones financieras internacionales. Por eso es útil tener más de un análisis, ya que los indicadores financieros pueden cambiar regularmente. 

 

 

Mitigar el riesgo 

Un proveedor puede tener la experiencia exacta que necesitas. Sin embargo, ¿qué sucedería si descubrieras que no pueden cumplir con sus acuerdos contractuales debido a su inestabilidad financiera? Si estás poniendo todos los huevos en una misma canasta, podrías encontrarte con las manos vacías si ocurre una crisis.

Un análisis de riesgo financiero puede ayudarte a determinar dónde diversificar tu base de proveedores. De esta manera, puedes obtener sus bienes o servicios especializados de varias fuentes diferentes, lo que mejorará la agilidad operativa y capacidad de respuesta de tu negocio. 

 

 

Evitar problemas legales

Cuando un proveedor no cumple con su parte del trato, las consecuencias no solamente son incómodas, sino que también pueden traducirse en un litigio no deseado.

Incluso si tu empresa no está directamente involucrada en el problema legal de un proveedor, esto puede manchar tu negocio por mera asociación. Hoy en día, es cada vez más necesario considerar el riesgo de que uno de tus proveedores pierda una gran demanda o reciba una sanción significativa. Esas consecuencias financieras podrían golpear a tu empresa en forma de pagos retrasados, interrupciones en la cadena de suministro o incumplimiento de contratos que estén en curso. 

 

Evitar el riesgo reputacional

Según un estudio publicado en Harvard Business Review, las empresas con mala reputación pagarán alrededor de un 10% más por cada nueva contratación. Esta es sólo una manera de graficar cómo la mala reputación puede ser costosa para los negocios.

Si contratas a un proveedor inestable que se ve envuelto en una disputa financiera, tu empresa también se verá afectada. No solo hay multas y sanciones asociadas con estas acciones, sino que también existe el riesgo de pérdida de reputación mediática y frente a la opinión pública. 

Incluso si tu empresa se ha esforzado por mantener limpio su propio historial, esos esfuerzos no importarán cuando los titulares aparezcan en las noticias. Para mantener tu  reputación e imagen corporativa intactas, es importante verificar dos veces los factores de riesgo financiero de cada proveedor antes de asociar el nombre de tu negocio con el de ellos. 

 

 

Evalúa efectivamente el riesgo financiero de cada proveedor 

Los Jefes de Abastecimiento que están en la vanguardia, deben monitorear los riesgos financieros y comerciales de manera continua. Una parte esencial de ese proceso es verificar las credenciales, los antecedentes, las habilidades y la seguridad financiera de cualquier proveedor con quien desee licitar bienes o servicios. 

En lugar de aislar estos diferentes factores y revisarlos por separado, ahora es posible invertir en una solución integral que recopila y analiza estos datos críticos por ti. La plataforma para licitaciones y cotizaciones, wherEX, ahora es también es un canal en donde los Jefes de Abastecimiento pueden encontrar esta información mediante la alianza de la plataforma con Equifax, agencia multinacional estadounidense de informes crediticios y de salud financiera. 

 

También podría interesarte

Publicado en noviembre 10, 2022

Por qué deberías repensar el riesgo en la cadena de suministro

Publicado en octubre 27, 2022

El fin de la logística Just In Time: Adopta un modelo híbrido con tecnología

Publicado en agosto 24, 2022

Modelos de segmentación de proveedores

Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de nuestras novedades

    Solicitar Demo