Gestionar el riesgo en la cadena de suministro ha cobrado más relevancia que nunca. Han sido años muy desafiantes para los profesionales de Compras y Abastecimiento. Las estrategias que predominaban en las empresas antes del brote pandémico demostraron no ser eficientes para mitigar y prevenir las interrupciones en la cadena de suministro que han proliferado desde el año 2020 hasta hoy. McKinsey estima que estos shocks logísticos ocurren, en promedio, cada 3,7 años y pueden durar 1 mes o más. Asimismo, la consultora advierte que las empresas pueden perder hasta el 42% de su EBITDA anual cada década debido a este tipo de interrupciones. 

Las estrategias tradicionales que suelen usar las empresas para combatir el riesgo en la cadena de suministro, como la logística Just In Time, no son suficientes para prevenir las crisis. E incluso podrían ser contraproducentes. Lamentablemente, en la mayoría de los casos, las organizaciones carecen de herramientas para evaluar el riesgo de manera efectiva e involucrar a los proveedores para mitigarlo. Por ejemplo, casi la mitad (43,9%) de los Chief Procurement Officers (CPO) que respondieron a una encuesta reciente de Ardent Partners indicaron que no saben qué porcentaje de sus proveedores son de alto riesgo.

Si los shocks que hemos visto durante estos 3 años fueran situaciones transitorias, entonces la mera implementación de planes que complementen las estrategias actuales podrían ser suficientes. Pero no es el caso. Las polémicas de la geopolítica, las amenazas a la seguridad cibernética, el cambio climático y otros factores que amenazan a las cadenas de suministro probablemente solo empeorarán. Esto respalda la tesis de Gartner; que hemos entrado a la denominada la «Era de la disrupción». Desde wherEX -plataforma digital de aprovisionamiento electrónico- proponemos algunos cambios que las empresas pueden adoptar. Así, podrán hacer frente a esta nueva era de disrupciones en la cadena de suministro. 

 

1. Evaluar el riesgo a lo largo de la cadena de suministro. 

Cómo evaluar adecuadamente el riesgo es, en sí mismo, un tema complejo. Por lo tanto, resaltaremos sólo un aspecto, el más esencial: Comprender la cadena de suministro en varios niveles. Las empresas no sólo están expuestas a las fallas y vulnerabilidad de sus proveedores inmediatos, sino también deben considerar a los proveedores de sus proveedores inmediatos. 

Según una investigación de Dun & Bradstreet, 163 de las empresas Fortune 1000 tenían uno o más proveedores inmediatos en el epicentro del coronavirus de Wuhan, China y sus alrededores, pero casi todos (938) tenían en esa misma zona uno o más proveedores que dependían de esos proveedores inmediatos. Pocos sabían de esto hasta que fueron impactados por las interrupciones. 

 

2. Aumentar la visibilidad de los proveedores. 

Con la visibilidad del riesgo, las empresas pueden tomar decisiones informadas para reducir su exposición a estos peligros. Aquí, muchos también requieren un nuevo enfoque, uno que permita mayor visión del riesgo asociada a cada categoría de productos. En una encuesta de Forrester Consulting de más de 400 tomadores de decisiones de Abastecimiento en empresas con más de 1000 empleados, el principal obstáculo para garantizar la continuidad del suministro fue la incapacidad de evaluar de manera efectiva el riesgo general entre los proveedores pertenecientes a una categoría. 

La gestión de riesgos de proveedores suele centrarse demasiado en evaluar el nivel de riesgo de cada proveedor y seleccionar aquellos de menor riesgo cuando sea posible. Pero tener una visión de riesgo segmentada por categorías no sólo se trata de asegurar proveedores alternativos. Se debe ir un paso más allá, pero no hace falta inventar la rueda. Los administradores de carteras de inversión ya nos dieron la fórmula correcta hace muchos años: la diversificación. Una cartera de inversiones de menor riesgo y menos volátil no implica necesariamente las inversiones de menor riesgo, sino aquellas que tienen diversos perfiles de riesgo. Este mismo enfoque puede aplicarse en la gestión de riesgos de proveedores por categoría. 

 

3. Mejorar la colaboración con los proveedores

La retroalimentación entre proveedores y compradores es esencial. Para ello, digitalizar cómo se lleva a cabo dicho intercambio de información es la solución que muchos líderes están tomando. Las cadenas de suministro pueden ser más eficientes y resistentes cuando aplican mayor transparencia en sus procesos. Eso requiere compartir información de manera ágil y sencilla. Muchas veces, las organizaciones limitan la información compartida por motivos de confidencialidad, o comparten esa información demasiado tarde. 

Una mayor disposición a compartir detalles ayuda a los proveedores a planificar sus propias cadenas de suministro y administrar de manera más eficiente sus gastos. La plataforma de licitaciones y cotizaciones, wherEX, permite conectar a compradores y proveedores para resolver estas y otras necesidades de la cadena de suministro. Además, wherEX habilita el ahorro de costos, la reducción de tiempos e información de valor para decisiones para compras más eficientes, estratégicas y expeditas. 

También podría interesarte

Publicado en octubre 27, 2022

El fin de la logística Just In Time: Adopta un modelo híbrido con tecnología

Publicado en septiembre 9, 2022

5 razones para hacer una evaluación financiera de proveedores

Publicado en agosto 24, 2022

Modelos de segmentación de proveedores

Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de nuestras novedades

    Solicitar Demo